Cristina Kirchner rindió homenaje a los héroes de Malvinas


La Presidenta expresó ayer el reconocimiento a los caídos y a los veteranos de la guerra por las Malvinas, volvió a reclamar el diálogo y la paz a Gran Bretaña y anunció que pidió a la Cruz Roja Internacional que adopte recaudos para poder identificar a los muertos en combate aún sin nombre.

En un discurso que pronunció durante el acto central del Día de los Ex Combatientes y Veteranos de Malvinas, al cumplirse 30 años del intento de recuperación de las islas, Cristina Kirchner destacó además la “verdad” alcanzada luego de haber decidido desclasificar el Informe Rattenbach sobre el conflicto bélico.

Cristina Kirchner habló en la plaza Islas Malvinas de Ushuaia acompañada por la mayor parte de su gabinete y por la gobernadora de esa provincia, Fabiana Ríos.

También estuvieron presentes representantes de los ex combatientes y sus familiares.

El acto comenzó con el izamiento del pabellón nacional, tras lo cual fue entonado el Himno Nacional.

Hablaron a continuación el director de la Asociación Civil de Ex Combatientes en las Islas Malvinas , Carlos Latorre, y la Gobernadora Fabiana Ríos.

Al iniciar su mensaje, Cristina dijo que “venimos a ofrecer el reconocimiento a los hombres que lucen sobre sus pechos las medallas y condecoraciones que supieron conseguir con honor y valor en el campo de batalla”.

Indicó que además “venimos en memoria de los cientos de jóvenes que vinieron a combatir aquí y dieron sus vidas” tras lo cual se preguntó “por qué será que la Historia siempre se lleva a los jóvenes en los momentos difíciles”.

“Por eso –agregó- mi reconocimiento a esa juventud que marchó a las islas sin preparación, sin los pertrechos suficientes, sin la formación, y muchos con miedo” pese al cual combatieron hasta el final.

Subrayó la necesidad no sólo de la memoria y del homenaje, sino también de “la verdad”, y por ello mencionó que cuando dispuso desclasificar el Informe Rattenbach fue “porque los muertos, sus familiares y el pueblo nos debíamos la verdad acerca de lo que había sucedido, y que esa verdad fuera reconocida por la Argentina y por el mundo”.

“Una verdad dolorosa –dijo- pero también una verdad encendida de gestos heroicos que se conocieron con valores inenarrables, y también con cobardías e injusticias inéditas”.

La guerra iniciada el 2 de abril, recordó, “no fue una decisión del pueblo argentino; ni siquiera estaba detrás de ella el intento válido de ejercer soberanía y rechazar el colonialismo”, sino que detrás del inicio del conflicto “estaba apenas un intento de lo que muchas veces nos acusan a los políticos, que es el de perpetuarse en el poder”.

“Que el Reino Unido pretenda hacernos creer que aquella fue una decisión del pueblo argentino” es un fuerte error, sostuvo.

Afirmó que “hoy leía que el primer ministro británico decía que se había atacado la libertad de los isleños” pero “parece ser –continuó- que no estaba enterado de que también estaba confiscada en ese momento la libertad de todos los argentinos”.

Indicó que esos “justificativos” del gobierno inglés “cada día parecen más absurdos, más ridículos, más inverosímiles ante los ojos del mundo” ya que en la Argentina, la defensa de los derechos humanos “es una política de Estado”.

Dijo que a la necesidad de “memoria y verdad” sobre lo ocurrido en las Islas, le agrega la de “justicia”, por cuanto “es una injusticia que en pleno siglo XXI todavía subsistan enclaves coloniales como el que tenemos aquí, a muy pocos kilómetros de distancia”.

“Reclamamos justicia –siguió- también para que no sigan depredando nuestro medioambiente, nuestros recursos naturales ictícolas y petroleros; justicia para que se respete la integridad territorial”.

Agregó que también se requiere “justicia para los caídos en combate que aún no han podido ser identificados” y por eso reveló que “el viernes pasado, en mi carácter de Presidenta, he dirigido una carta al titular de la Cruz Roja Internacional para que tome las medidas necesarias e interceda ante el Reino Unido para poder identificar a los hombres argentinos, y aún a los ingleses, que no han podido ser identificados, porque cada uno merece tener su nombre en una lápida”.

“La guerra o se debe conmemorar: debemos rendir homenaje a los que murieron también del otro lado, porque eso los convierte en ciudadanos universales”, indicó, aludiendo a los fallecidos ingleses en el combate en el archipiélago.

Sostuvo la Presidenta que “las guerras sólo traen dolor, subvierten el orden natural, que es que los hijos entierren a sus padres; trae atraso, odio” y “por eso los argentinos, que hemos sido víctimas de muchas guerras internas y de las otras, nos hemos convertido en abanderados de la paz”.

Reclamó además “justicia para que se cumpla el derecho internacional, porque no es posible que solamente puedan violar los derechos los que son poderosos y están sentados en un sillón del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

Advirtió que “jamás habrá orden internacional, ni derecho internacional, ni seguridad internacional, hasta que todos y cada uno de los países que integran las Naciones Unidas respeten todas y cada una de sus resoluciones”.

“Parece ser –advirtió- que hay resoluciones de primera y de segunda; de primera, las que llevan adelante los países que se sientan en el Consejo de Seguridad, y de segunda los que que a pesar de haberse aprobado órdenes en reiteradas oportunidades, se siguen incumpliendo”.

Sin ello, “va a ser muy difícil la paz en el mundo”.

Insistió en la necesidad de que todo el Continente Americano sea una “zona desmilitarizada”

Acotó que las voces “minoritarias” que “intentan desmerecer el reclamo de soberanía, les digo que si fuera por cuestiones económicas, ese argumento no se nos puede aplicar a nosotros, y sería mucho más aplicable al Reino Unido”.

Reiteró que “lo que estamos reclamando no es ninguna otra cosa que el diálogo entre ambos países para discutir la cuestión de la soberanía, respetando el interés de los isleños, tal cual reza textualmente la resolución de la ONU”.

Destacó el “amor y el cariño” con que los argentinos y los latinoamericanos en general reciben a todas las personas de otras naciones que desean habitar esos suelos”.

“Entonces –agregó- cómo no vamos nosotros a respetar no sólo los intereses de los isleños, sino de todos los habitantes, pues no hacemos distinciones”.

Recordó luego que la historia de la lucha por la soberanía de las Islas cumple en agosto próximo 180 años, por lo cual señaló que espera que para esa fecha pueda inaugurarse el Museo de las Malvinas en el predio que de la ex ESMA.

Comments

comments

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>