Cabalgatas en La Hoya, otra opción para disfrutar el Cerro en verano

cabalgata

Animate a descubrir ese paisaje que durante el invierno se encuentra en reposo bajo el manto de nieve. Este verano podés disfrutar de dos excursiones para que puedas recorrer a caballo distintos senderos, y a su vez conocer la historia del Centro de Esquí, las características geológicas, la flora y la fauna del ecosistema de alta montaña.

Las cabalgatas parten de la base del Centro de Esquí, todos los días y se definieron dos recorridos: uno sale a las 11 de la mañana y llega hasta los antiguos corrales del Ejército, dura una hora y media. Para quienes tengan ganas de ir un poco más lejos, a las 15 hs. se inicia la cabalgata que pasa por varios miradores y llega hasta el Sendero de los Guanacos.

“Llegás al mismo lugar que caminando o con raquetas, pero con otros tiempos, relajado, sin cansarte por el ascenso, disfrutando del paisaje. La Hoya es una excelente opción para el verano, tanto para los turistas como para los residentes, y queda demostrado con la excelente respuesta que estamos teniendo desde que comenzamos con las cabalgatas”, expresó Adrián Adrián Lucero, quien está a cargo de este nuevo producto.

Comenzó como porteador, llevando los elementos de los escaladores en el Cerro Fitz Roy, y desde hace 14 años alterna su actividad entre Suiza y el sur de España, y Santa Cruz, donde guía a grupos en cabalgatas de entre 10 y 12 días. La agreste estepa en combinación con las desiertas playas patagónicas, son disfrutadas con todos los sentidos, al ritmo de la cabalgata y de los compañeros de grupo, desconectados de cualquier sonido que no sea el de la naturaleza, ya que todos los implementos son llevados también a caballo.

Los grupos pueden estar compuestos por hasta cuatro personas, pero avisando con anticipación en la Agencia (Frontera Sur comercializa este producto) es posible subir más equipos y caballos y conformar una salida más numerosa. De igual manera se pueden coordinar salidas con otros horarios y recorridos, incluso durante la noche.

Estos caballos se caracterizan por su mansedumbre y están habituados a recorrer este tipo de geografía, así que no es necesario tener experiencia previa, sólo hace falta llevar un calzado cómodo, pantalones largos y abrigo (aunque en la ciudad haga calor una vez que se llega a los 1500 metros suele bajar la temperatura). Los niños de ocho años en adelante también pueden disfrutar de esta excursión.

“Tenemos idea de implementar experiencias similares, donde se puedan apreciar los paisajes cordilleranos y de la estepa. Estamos diseñando y probando los recorridos para ofrecerlos en marzo, abril, octubre y noviembre” adelantó Adrián.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.