Di Filippo y Bruscoli buscan crear un Fondo Ambiental Provincial

Los diputados Alfredo Di Filippo y Sergio Bruscoli del bloque Convergencia junto con Gabriela Dufour del PJ-FpV presentaron en la sesión de hoy un proyecto de ley para crear el Fondo Ambiental Provincial (en adelante, FAP) que tendrá como objetivos la preservación de la biodiversidad y el uso sustentable de los recursos naturales, y la reparación de daños generados al ambiente.

Se establece que el FAP estará conformado por un arancel aplicado a cada cajón de langostino desembarcado en cada localidad portuaria, equivalente al valor de seiscientos centímetros cúbicos (600 cm3) de gasoil YPF, tipo vigente al último día del mes anterior al de la percepción de la tasa. El monto que resulte de la aplicación del FAP, se distribuirá un cincuenta por ciento (50%) para la Provincia y, el cincuenta por ciento (50%) de lo recaudado en cada puerto pesquero será destinado al municipio correspondiente al mismo.

En cuanto a los objetivos específicos de aplicación de los montos recaudados por el FAP en el porcentaje que corresponda a cada municipio, serán destinados al fortalecimiento de las infraestructuras que mitigan los impactos ambientales en el ejido y en aquellos que elevan la calidad ambiental de la ciudad, así como en campañas de concientización y cultura ambiental de los vecinos.

En otro de sus articulados se establece como autoridad de aplicación del presente Fondo, al Ministerio de Ambiente y Control de Desarrollo Sustentable, quien tendrá a su cargo la percepción del arancel, la transferencia a los municipios correspondientes dentro de las cuarenta y ocho  horas de ingresados los fondos y, la administración de la parte correspondiente al Poder Ejecutivo Provincial.

Para tal efecto, los municipios crearán una cuenta especial para el manejo de los fondos recibidos con destino exclusivo al cumplimiento de la preservación de la biodiversidad y el fortalecimiento que mitigan los impactos ambientales, con expresa prohibición de cualquier otra asignación.

Protección al ambiente

En los fundamentos, los diputados toman como sustento el artículo 41 de la Constitución Nacional que establece que “todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer la de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales…”.

Di Filippo reconoce que este derecho constitucional reconoce la necesidad de la conservación y usufructo de un ambiente sano y al resguardo de la calidad de vida, así como a la protección del patrimonio y recursos ecológicos y naturales, “es indiscutible que hoy en día, para establecer los grandes fundamentos que deben liderar la vida de las sociedades organizadas, ya no puede desconocerse la necesidad de resguardar el ambiente y de dar a las personas los derechos correspondientes.

Actividad pesquera

Di Filippo indicó que el desempeño de la actividad pesquera crece año tras año en la mayoría de los puertos pesqueros provinciales y no va acompañado de la aplicación de medidas para preservar, mejorar, restablecer y reparar los efectos contaminantes generados, “la sobreexplotación de los recursos renovables, incluidos el ambiente, y la cantidad de residuos producidos por la actividad económica en general y por la actividad habitual de la sociedad rebasan la capacidad de asimilación del ambiente, y afectan seriamente la posibilidad de un crecimiento sustentable en el tiempo”.

Los legisladores consideran adecuado la creación de un fondo ambiental con fines de protección dado que es un mecanismo innovador de financiamiento que deberá ser aplicado al desarrollo de actividades de preservación, restauración o aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y el ambiente, “la intención es utilizar un recurso económico que provendrá de una importante actividad productiva local, imponiendo un tributo a quienes se benefician de una u otra manera con la utilización de recursos naturales de nuestra costa marítima”, dijo Di Filippo.

Recordó que según la Subsecretaria de Pesca de la Nación en informes de desembarques de captura marítima de crustáceos, desde el año 2014 se han mantenido en general los niveles de descarga, en promedio, en los puertos provinciales, con incremento sustancial en el puerto de Rawson.