En el 2013 el 80% de los pastizales se recuperaron de la sequía

vr_2013

La información surge de las imágenes satelitales analizadas por el Laboratorio de Teledetección y Sistema de Información Geográfico de la Estación Experimental Agropecuaria INTA Chubut. Allí, y desde hace más de 12 años, técnicos especializados realizan monitoreos que permiten estimar las condiciones de vegetación en la región.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en su Estación Experimental Chubut realiza de forma periódica, y desde hace más de 2 años, informes de seguimiento satelital desde los cuales es posible conocerlas variaciones de producción de los pastizales durante los distintos meses del año. Dicho relevamiento otorga herramientas para la planificación estratégica orientadas a optimizar las posibilidades productivas para el correcto manejo y nutrición de los animales.

Para la realización del mencionado seguimiento, la EEA Chubut, a través del Laboratorio de Teledetección y Sistema de Información Geográfico, utiliza el índice EVI (índice de vegetación mejorado), obtenido de imágenes satelitales.

A partir de la información actual proporcionada por los satelites, se realizan estimaciones comparativas de los cambios que se producen respecto de las mismas fechas de años anteriores en suelos y pastizales como producto de las variaciones de temperatura y precipitaciones. Las variaciones relativas de EVI se generan cada 16 días durante las distintas estaciones climáticas a lo largo del año.

Dicha tecnología, de utilización a escala regional, está diseñada para estimar las variaciones en la actividad y rendimiento de los pastizales, y así poder conocer las condiciones de la vegetación de una región en particular. En el caso de la EEA Chubut, la estimación se realiza tanto a nivel provincial como regional, teniendo así un alcance en toda la Patagonia.

Cabe remarcar que, así como en otras zonas áridas del país, en Chubut las condiciones para la producción de los pastizales no se mantiene en forma estable con el paso de los años, sino que varía dependiendo fundamentalmente de los niveles de lluvia y nieve, de los períodos de temperaturas apropiadas y/o de fuertes vientos, y de las condiciones particulares de los suelos. Estas variaciones de producción no son iguales en toda la provincia ya que algunas áreas pueden ser más afectadas que otras, según la zona en la que se encuentren ubicadas.

Por esto, las estimaciones que se desprenden de las imágenes satelitales, pueden resultar en una buena herramienta estratégica para que el productor tome las decisiones que mejor se ajusten a las necesidades y requerimientos de su producción, con el objetivo de obtener un correcto manejo sobre los mismos, pudiendo al mismo tiempo aprovechar al máximo los recursos disponibles, y potenciar las capacidades productivas. También permiten evaluar el alcance de los diferentes fenómenos que pueden afectar a los pastizales como son las nevadas, incendios, sequías, caída de cenizas, etc.

Cómo actúa el satélite, y cómo se realizan los monitoreos

Los satélites funcionan como detectores que miden la radiación solar que es reflejada por la vegetación y el suelo. Obteniendo esa información, se elaboran índices, que permiten discriminar entre suelo descubierto, vegetación creciendo y vegetación que se está secando. Luego se realizan comparaciones con períodos anteriores (se dispone de imágenes a partir del año 2000) para evaluar la progresión de los pastizales en determinadas zonas y regiones comprendidas bajo el alcance del satélite.

El índice EVI utilizado atenúa el efecto del abundante suelo descubierto y sus distintos tipos presentes en los pastizales de la provincia. Valores altos de EVI indican vegetación en activo crecimiento y valores bajos indican que la vegetación no crece o se está secando. Como siempre hay variaciones entre años se calculan rangos de índices habituales y se diferencian los que dan valores más altos (con mayor producción del pastizal en años o períodos húmedos) y los valores más bajos (generalmente años o períodos de sequía).
El promedio anual del 2013 muestra que el 75% de los pastizales presentaron valores normales de producción y sólo el 17% de los pastizales presentaron valores más bajos que los habituales, es decir que todavía sufren el efecto de las sequías de los años anteriores. Esto significa una mejora con respecto a años anteriores ya que los pastizales con baja producción eran el 50% en 2012 y 75% en 2011 y 2010.

De acuerdo al rol de los satélites en las estimaciones sobre la condición de la vegetación y los forrajes, el Ingeniero Agrónomo Gustavo Buono, perteneciente al Área de Recursos Naturales de la Estación Agropecuaria INTA Chubut sostuvo que “la información que proporcionan los satélites es de muchísima utilidad ya que sería imposible recorrer toda la provincia y tomar un dato cada 15 días. Además nos permite obtener información de lugares casi inaccesibles que llevarían días de marcha en caballo. Actualmente informamos los índices pero estamos trabajando para convertirlos en kilos de pasto y poder darle a los productores una información mucho más fácil de utilizar”

Primer mes del año

En base a lo analizado a partir de las imágenes de la primera quincena de enero de 2014, respecto a las variaciones del mismo período de los 13 años anteriores, las capturas muestran producciones normales en los pastizales de casi toda la provincia, a pesar de las escasas lluvias que cayeron desde fines de primavera hasta la fecha.
Escasos sectores de baja producción se detectan en una franja vertical correspondiente a las sierras del oeste, mientras que algunas áreas de los departamentos Biedma y Rawson presentan valores altos de producción.

Esto señala un mejor comienzo del año para la producción ganadera respecto de años previos, en los cuales prevalecían los pastizales con baja o muy baja producción. La llegada de un otoño con algunas lluvias, buenas temperaturas y escasos vientos permitiría una recuperación generalizada de los pastizales y un alivio para todos los productores extensivos del Chubut.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario