Comenzó en San Luis la distribución de 25 mil kits para promover la lactancia compartida

En el marco del Plan 1000 días, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Ayelén Mazzina, y la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, lanzaron una nueva acción interministerial que busca promover la correponsabilidad en la lactancia para favorecer la continuidad laboral y educativa de las personas que amamantan. En el Centro de Atención Primaria de la Salud “Malvinas Argentinas” de San Luis, se entregaron los primeros 200 kits de un total de 25 mil que se distribuirán en todo el país, en esta primera etapa.

“Más del 20 % de las mujeres y otras personas que amamantan se ven obligadas a abandonar o interrumpir la lactancia para poder volver a trabajar o estudiar. Esto muchas veces les genera frustración, porque sabemos de la importancia de la leche humana en los primeros 6 meses de vida de cada niño o niña”, sostuvo Mazzina. 

A su vez, planteó que “es importante que como sociedad entendamos que esta no es una tarea exclusiva de estas personas”, sino que “la responsabilidad en la lactancia debe ser compartida”. Por esta razón, indicó que, con el aporte de estos kits, “desde el Estado se está cuidando la salud de los niños y niñas, además de favorecer el derecho de las mujeres y personas gestantes a continuar con sus estudios o su trabajo”. 

Por su parte, Vizzotti señaló que “esto es una política de Estado que se construye en forma colectiva” y destacó el trabajo articulado llevado adelante con el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD). “Desde el primer día de gestión venimos trabajando en el Ministerio de Salud, y en coordinación con todas las áreas del Gobierno nacional, en la lactancia compartida”, aseguró. 

“Con esta política se busca llegar a cada persona lactante, en cada rincón del país, que necesite del acompañamiento del Estado para sacarse dudas, recibir información y sortear barreras”, aseveró y, además, remarcó la importancia de seguir trabajando para involucrar a las paternidades y masculinidades en la lactancia compartida. También reafirmó el compromiso asumido por el Estado Nacional con las políticas de cuidado y el rol de la Ley de 1000 días en acompañar, proteger y cuidar de manera integral la salud y la vida de las personas gestantes y de las niñas y niños en sus primeros tres años de vida.  

Las funcionarias firmaron un acta complementaria al convenio marco entre ambos Ministerios como parte de las acciones impulsadas por la Unidad Coordinadora de la Ley Mil Días.  

Los kits de lactancia, que se van a distribuir a través del Programa Remediar, se componen de un bolso térmico, un extractor de leche ergonómico plástico, un frasco recolector, una toalla de mano, protectores mamarios y una guía de lactancia. Serán entregados a partir de la primera consulta postnatal en dispositivos de salud públicos de todo el país. Además, esta política contempla la capacitación y asistencia a las provincias y centros de salud para que sean entregados y utilizados de manera óptima. 

La medida se enmarca en las políticas del MMGyD que impulsan la corresponsabilidad de los trabajos de cuidado y promueve el acceso igualitario a la salud de mujeres y LGBTI+. La lactancia es una responsabilidad colectiva y social, por lo tanto, debe ser apoyada en el ámbito familiar, laboral y social, así como promovida por el Estado mediante políticas públicas que favorezcan su ejercicio y permitan prácticas más inclusivas e igualitarias.  

La Ley 27.611 de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, conocida como Ley de 1000 días, tiene como objetivos proteger, fortalecer y acompañar el cuidado integral de la vida y la salud de las mujeres y las personas con capacidad de gestar, así como también de lxs niñxs en sus primeros tres años de vida. Reconoce la gestación, el nacimiento, la crianza y el cuidado de niñas y niños como una responsabilidad pública, comprometiendo a las distintas áreas y niveles de gobierno en una acción conjunta, bajo una mirada integral de cursos de vida y con perspectiva de derechos. 

Por el MMGyD también participó la secretaria de Políticas de Igualdad y Diversidad, Paulina Calderón. Además, estuvieron presentes por el Ministerio de Salud de la Nación la secretaria de Acceso a la Salud, Sandra Tirado; y el secretario de Equidad en Salud, Víctor Urbani; la senadora nacional Eugenia Catalfamo; y lxs referentes del Instituto Nacional del Cáncer, Luis Paul y Mariela Osete. Por San Luis, concurrieron la ministra de Salud, Rosa Dávila; la ministra de Educación, Eugenia Cantaloube; la ministra de Finanzas, Cecilia Badaloni; el ministro de Hacienda, Eloy Horcajo; el ministro de Seguridad, Claudio Latini; la secretaria de Comunicación, Carolina Agüero García; y la senadora provincial María Angélica Torrontegui.