CORCOVADO: ASERRADERO “UNA INDUSTRIA REACTIVADA”

El Complejo Maderero Corcovado configura un verdadero ejemplo de reactivación de una industria ya que permaneció durante más de una década con sus puertas cerradas, con maquinarias obsoletas y sin posibilidades de producción pero, a sabiendas que la materia prima es propia del lugar, el estado provincial tomó cartas en el asunto delineando nuevas políticas de sustentabilidad para el sector productivo de la región que, actualmente, es una de las principales fuentes de empleo genuino.
El titular de la Delegación Noroeste del M.I.A.G, Adrián Pautasso, recordó que «la reestructuración empezó hace 3 años cuando estaba Eduardo Varela en la delegación del Ministerio. Hubo que rediseñar todo en base a los modelos de trabajo moderno en este tipo de industria para que no haya riesgo para los operarios: desde la instalación eléctrica nueva al sistema de seguridad o las ventanas nuevas porque ni siquiera tenían vidrios», enumeró.

Desde el Estado Provincial se lograron tanto la reparación íntegra de la planta industrial como el reaprovisionamiento del material para los operarios, como la vestimenta y las herramientas necesarias para que el aserradero vuelva a funcionar. «Se organizaron capacitaciones en seguridad para todos los empleados y por primera vez se han logrado todas las habilitaciones necesarias, tanto del área de bosques como del área de medio ambiente y también habilitaciones municipales para que el aserradero esté funcionando correctamente», indicó Pautasso, quien agregó: «esto surge desde que una empresa privada que tenía a cargo el aserradero quebró y dejaba en la calle a más de 35 personas, la provincia se hizo cargo absorbiendo la totalidad del personal y empezó con sus propios recursos, con su reserva de bosque maderero, a aprovechar toda la capacidad que tenía el aserradero. Hoy está más volcado a desarrollar el Polo Mueblero de Corcovado, que es una nueva idea que propuso la provincia en conjunto con el Municipio para, además de la extracción de madera, ponerle valor agregado en la misma localidad de Corcovado y sacar un producto de mayor calidad».

Explicando la metodología con la que se trabaja año a año a partir de su reactivación, Pautasso dijo que «al aserradero se le ha puesto materia prima que proviene de la reserva que tiene la provincia entre Corcovado y Carrenleufú, se han reacondicionado las máquinas porque cuando se tomaron acciones en el aserradero estaba en estado de abandono, tenía serios daños estructurales, el techo con agujeros de más de un metro de diámetro, maquinaria con motores rotos».

En cuanto al recurso humano que cumple sus tareas, el funcionario puntualizó: «actualmente son todos empleados de planta permanente del Ministerio de Industria, Agricultura y Ganadería de la provincia, a su vez se hizo un homenaje a 13 jubilados de los últimos 3 años, ya que el plantel es de mucha antigüedad, todas las personas llevan más de 20 años de servicios en el aserradero y como política de reconocimiento a gente que ha marcado el desarrollo de esa zona de la provincia trabajando tantos años en un industria se hizo un homenaje para ellos».

La actualidad del Complejo Maderero Corcovado denota un cambio estructural, producto de políticas de estado basadas en el aprovechamiento racional de los recursos naturales de cada región, por ello «el aserradero está funcionando, lleva 2 campañas completas de bosques y este año iniciamos la tercer campaña para proveer de materia prima, de rollizos, para pasar toda la temporada de invierno que es la época donde no se puede cortar», concluyó Adrián Pautasso.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.