ESQUEL: PROYECTO DE EMPRESA SOCIAL CONFORMADA POR PACIENTES DEL CENTRO DE DÍA DE SALUD MENTAL

Con la presencia del subsecretario de Programas de Salud del Chubut, Adrián Pizzi, este jueves fue presentado en Esquel un interesante proyecto de una empresa social conformada por pacientes del Centro de Día de Salud Mental que funciona en esa ciudad cordillerana, orientado a la elaboración de productos artesanales utilizando la lana como materia prima.
El proyecto del cual participan unas once personas que reciben tratamiento psiquiátrico y otras tantas que colaboran con la iniciativa permitirá que los pacientes adquieran un oficio para desarrollarse en su medio. A su vez, Salud Pública pone en marcha un proyecto que forma parte de un modelo inclusivo que tiende además a la integración y valoración de las personas que padecen una alteración mental, desarrollando sus potencialidades.
En la presentación se encontraban presentes, además de Pizzi, el director del Área Programática Esquel, Edgar Shwmmer; y el director del Hospital Zonal de la ciudad, Antonio Mugno; entre otros.
INSERCION Y DESARROLLO INTEGRAL DE LAS PERSONAS
Al hablar de la iniciativa Pizzi explicó que “consiste en tener en el Centro de Día una empresa social que tiende a enfocar la salud de una manera diferente, con una concepción de inclusión social y con una visión mucho más integral de la problemática que abordan, con una base más comunitaria y que se apoya como eje en la persona”.
Indicó el funcionario que los pacientes de salud mental “tienen mucho para darnos y para enseñar a nuestra sociedad, que quizás durante muchísimos años e históricamente fueron abordados con una mirada estrictamente médica, como problemas tratados con los servicios de salud tradicionales. Nosotros pensamos que los usuarios de salud mental son sujetos de derecho, buscamos que sean reconocidos por nuestra sociedad como tal, que puedan trabajar y realizarse íntegramente como personas”.
Consideró Pizzi que con este proyecto “se intenta cambiar esa mirada que tiene la propia salud y la sociedad con estos pacientes. Además con otros proyectos que hemos puesto en marcha en Trelew con la elaboración de artesanías con lana y en Puerto Madryn con la gastronomía, de alguna manera ponemos en evidencia que estas son personas, sujetas de derecho y que tienen que estar incluidas socialmente. Por otro lado estos emprendimientos apuntan a la autovalidación de las personas, retribuyéndolas económicamente en lo que llamamos empresa social que funciona como una ONG con financiamiento externo que gestionó la Secretaría de Salud, haciendo crecer a las personas y a quienes se desempeña en el sistema de salud”.
CHUBUT PIONERA EN ABORDAJE DE LA SALUD MENTAL
Más adelante explicó Pizzi que Chubut ha venido desarrollando en esta gestión “un modelo de abordaje de la salud mental y a nivel país es pionera en cuanto al enfoque que le estamos dando a la problemática, donde apuntamos al tratamiento a través de los centros de día y no los internados en donde el paciente se la pasa encerrado en esas instituciones. Nosotros entendemos al paciente como una persona sujeta de derechos y buscamos desarrollar el potencial que tiene para dar a la sociedad desde una concepción integral”.
Recordó Pizzi que “hace poco tiempo se realizó un foro patagónico vinculado al abordaje de la salud mental y en la que se destacó la ley sancionada en Chubut en el 2007, elaborada con equipos técnicos de salud y con una firme decisión política del gobierno provincial, que sirve para regular este tipo de proyectos, que nos permite planificar, seguir creciendo y que a nivel país nos posiciona muy bien ya que en Nación recién se está discutiendo en la comisión de salud del Senado lo que será la futura Ley de Salud Mental”, dijo.
ELBORACION DE PRODUCTOS CON LA LANA
Por su parte, Mabel Soto integrante del equipo técnico del Centro del Día y elaboradora de este proyecto junto a Ingrid Ruscitti, explicó que la empresa social empezó a trabajar hace un mes “aunque hace un año que con Ingrid veníamos trabajando ad honorem, buscando desarrollar este técnica que se denomina fieltro o pañolenci, trabajando con la lana recién esquilada y teniendo como uso la humedad y la fricción, sin químicos, para elaborar productos artesanales con una materia prima tan noble y de nuestra zona como es la lana”.
Más adelante dijo que les pareció interesante que personas que presentan algunas dificultades de salud mental “pueden llegar a trabajar este material. Nos propusimos no quedarnos solamente en la conformación de un taller y nos arriesgamos a ser una empresa social. Hoy tenemos 11 personas con algún problema psiquiátrico y después tenemos otro grupo de personas que se han acercado a colaborar, buscando también la integración”.
Comentó que al transformarse en empresa social, desde provincia se aportó todo el material, fundamentalmente la lana y unas agujas especiales para la confección de los tejidos, elaborando los primeros productos que serán exhibidos en una feria próximamente.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *