Comarca andina: continúa el operativo de control

Pese a que llovió y bajó la temperatura quedan puntos calientes en las extensas superficies afectadas por la tormenta de fuego.

En el caso del incendio grande originado en un foco en Las Golondrinas y un foco en Cerro Radal, el personal recorre sus diferentes sectores para detectar y enfriar puntos calientes con herramientas manuales, equipos de agua, y el apoyo de autobombas, cisternas y medios aéreos. Hay 200 personas trabajando en la línea que pertenecen al SPMF, al SPLIF de Río Negro, a parques nacionales, al SNMF, a las regionales NOA y Centro del SNMF y a bomberos voluntarios de distintas localidades de la cordillera. 

En el caso del incendio que avanzó desde Cuesta del Ternero hasta El Maitén, el personal continúa trabajando en la construcción de líneas cortafuego y en la liquidación de puntos calientes con apoyo de autobombas. Hay combatientes del SPMF, del SPLIF, de Neuquen, de la regional NOA y del cuerpo de bomberos voluntarios.

El incendio en Campo Nataine, Cholila, quedó circunscripto en una superficie de 200 hectáreas rodeada por fajas cortafuego. Trabajan en la extinción de puntos calientes brigadistas de la base de Cholila y del Parque Nacional Los Alerces.