El Hoyo: Bomberos Voluntarios repudiaron agresión a miembros del cuerpo activo

Mediante un comunicado en redes sociales los bomberos voluntarios de la localidad de El Hoyo repudiaron agresiones recibidas en un operativo que ocurrió el pasado lunes. A continuación se publica comunicado textual:

En la mañana de hoy, nuestro personal voluntario acudió a un incendio estructural en la zona de la subida de Ponce durante el cual fue maltratado y agraviado de diversas formas.

Si bien entendemos el momento de stress que se vive en situaciones límite, no podemos permitir que se agreda al personal y menos aun criticando decisiones íntimas de cada persona.

El cuerpo activo se encuentra perfectamente capacitado para cumplir con las diversas tareas, las cuales son difíciles de llevar a cabo si en el lugar no se nos permite actuar.

Se trabaja de acuerdo a protocolos establecidos a nivel nacional e internacional.

Por otro lado, se hace aún más difícil realizar tales acciones, cuando los bomberos voluntarios son atacados, tanto física como verbalmente, por quienes se ven afectados por el incendio.

La inclinación sexual o cómo se auto define una persona, no define sus capacidades para accionar en una emergencia. Todo el cuerpo de voluntarios del cuartel participa de forma activa de capacitaciones y actualizaciones en diversas áreas.

Asimismo, recordamos que el cuartel de bomberos voluntarios de El Hoyo, es una institución que trabaja de forma voluntaria, lo cual hace imposible tener dotaciones completas las 24hs del día dentro del cuartel.

Sin embargo, todas las noches nos encontramos en el cuartel de 22:00 a 07:00hs, con el objetivo de reducir el tiempo de respuesta ante una posible emergencia en horas de la madrugada.

Las personas que formamos parte del cuerpo activo, somos vecinas y vecinos como cualquier otro. Tenemos nuestros trabajos, nuestras vidas, nuestras actividades y situaciones diarias que cualquier persona atraviesa. Sin embargo, cuando hay una emergencia dejamos lo que estamos realizando para asistir a quién lo necesite, sin hacer ningún tipo de distinción.

Este año se realizó una convocatoria abierta para nuevos miembros del cuartel y nueve personas se inscribieron.

Seguiremos trabajando, capacitándonos y asistiendo a cada emergencia, cómo lo hacemos siempre, día a día, incluso cuando la sirena no suena, pero salimos a distintas tareas de asistencia o prevención.