Pagliaroni: “Chubut perderá 500 millones con la nueva ley de ganancias”

El diputado habló con el ministro Buryaile sobre la cuestión de los reembolsos. Destacó la receptividad del funcionario nacional, quien insistió en que el ministro Alonso estaba al tanto del DNU.  Sobre la discusión de Ganancias, sostuvo: “los que dicen defender a los chubutenses, avalan entregar 500 millones en recursos para cumplir en la interna del peronismo”.
El diputado provincial por Cambiemos Manuel Pagliaroni dijo hoy que el Ministro de Agricultura nacional, Ricardo Buryaile,  le ratificó que el gobierno chubutense estaba en conocimiento del decreto que eliminara los reembolsos por puertos patagónicos. “Ayer me comuniqué telefónicamente con el ministro, con quien conversamos sobre la cuestión de los reembolsos, y ratificó que el ministro de Producción de la provincia ya sabía de esta situación desde el 22 de noviembre, que él le comunicó que el decreto estaba saliendo” indicó Pagliaroni, Y agregó que “tanto Alonso como Das Neves no están en lo cierto respecto del impacto de los reembolsos”.
El legislador manifestó que “Buryaile me transmitió el compromiso que tienen de seguir trabajando en medidas que no favorezcan a grandes grupos empresarios, sino al pequeño productor y también al consumidor”, y en ese sentido precisó que “los beneficios distorsivos lo que hacen es desequilibrar la economía, y el que lo paga es el vecino común”.  Pagliaroni remarcó que “quedamos en seguir hablando el tema y seguir informados, él está dispuesto a debatir con el gobierno de la provincia esta situación, pero claramente lo va a hacer cuando desde el ejecutivo provincial se deje de insultar y destratar a los funcionarios nacionales”, haciendo referencia a los últimos pronunciamientos públicos del gobernador Das Neves y miembros de su gabinete.  “Lo que se hizo fue abrir un canal de diálogo, sin dejar de ratificar nuestra posición anterior, cual es el hecho de que el gobierno provincial ha buscado armar una puesta en escena con esto” insistió, señalando además que no hay falta de voluntad desde el ejecutivo nacional: “cuando uno quiere hablar con un ministro y buscar soluciones se encuentran, si lo puedo hacer yo como diputado como no lo va a hacer el gobernador”, graficó.
Al referirse sobre la cuestión de los reembolsos particularmente, el legislador de Cambiemos reiteró la posición planteada en estos días, subrayando que “no se puede pretender que además de la quita de retenciones a algunos productos, además se los subsidie. Claramente en esos casos se estarían produciendo asimetrías que no hacen otra cosa que perjudicar la economía, generando desequilibrios, déficits, que terminan recayendo sobre las espaldas del ciudadano común, en forma de inflación y pérdida del poder adquisitivo.”
“Sin ir más lejos, desde Corrientes estaban viniendo a sacar productos por el puerto de Comodoro por tener este beneficio, así que imagínense la distorsión que había”, ejemplificó el diputado valletano.
500 millones menos por Ganancias
Pagliaroni también se expresó respecto a la cuestión que domina la agenda pública por estos días, cual es el tratamiento de la ley de Ganancias.  Al respecto, señaló que “si bien, por supuesto, estamos de acuerdo con que el trabajo no debe pagar impuestos, no menos cierto es que no se puede salir de la noche a la mañana de esta situación”.  En ese sentido precisó que “así como hay trabajadores alcanzados actualmente por el impuesto, hay otros que no llegan a ese mínimo para poder pagar, y ganan mucho menos, y hay muchos otros que ni siquiera tienen sueldo”.  Para el legislador, “debe haber una política de estado que de modo paulatino elimine el impuesto al  trabajo, pero la ley que se aprobó a las apuradas juntando al peronismo en el Congreso, entre otras consecuencias podría traer aparejados efectos negativos para la provincia, como sería el hecho de recibir menos coparticipación”. El diputado valletano argumentó su preocupación en que “Ganancias es precisamente un impuesto coparticipable, y al menos en los primeros preliminares, se estima que la provincia podría estar resignando entre 300 y 500 millones por la aplicación de este nuevo índice, la baja de la recaudación y, por supuesto, la baja en la distribución. Pese a la existencia de incrementos con otros impuestos, en la conciliación entre lo que se agrega y se quita, el saldo es negativo entre 300 y 500 millones”, resaltó.
Y cerró con: “yo escuché a algunos rasgarse las vestiduras diciendo que son los únicos que defienden los intereses de los chubutenses, y que los que pensamos distintos somos poco menos que la encarnación del mal, pero resulta que a la primera de cambio salen corriendo a entregarse a Massa, a proteger corporaciones o a apoyar un proyecto que le restará millones a la provincia, a la economía de todos los chubutenses. Cabe preguntarse en este punto, quién trata seria y responsablemente cada una de estas cuestiones, que son delicadas, y quién hace un circo para la tribuna”, concluyó.