Se trató en Trevelin la problemática del alga Didymo


En una reunión interinstitucional se abordó la problemática del alga invasora Didymosphenia Geminata en los cursos de agua chubutenses para realizar una evaluación del trabajo realizado durante la temporada de pesca pasada y sumar nuevas herramientas al plan de trabajo conjunto en el control de la plaga subacuática.Si bien las conclusiones y las nuevas metodologías a aplicar serán producto de una serie de reuniones venideras, los puntos de convergencia estuvieron dados en la necesidad imperiosa de aunar los esfuerzos de los organismos intervinientes para evitar la propagación del alga conocida vulgarmente como “moco de roca”.

Marta Machado, directora de Programas Ambientales del Ministerio de Ambiente Provincial, consideró que “una de las posibilidades es la restricción de la actividad pesquera en aguas continentales no infectadas por el alga Didymo para preservar esos ambientes acuáticos”. Asimismo, la funcionaria provincial hizo referencia a la importancia de campañas de sensibilización pública dirigidas a pescadores, propietarios de embarcaciones, guías profesionales y otros recreacionistas como método de concientización. “Se está pensando en una nueva campaña de difusión que, si bien el actor principal va a ser la Didymo, a partir de ella se pueden generar otras especies devastadoras, y si no trabajamos en base a eso vamos a tener otros problemas que vienen aparejados con la Didymo”, indicó Machado.

Con el propósito de coordinar la ejecución de las medidas de difusión y acciones tendientes a evitar la dispersión del alga a otras cuencas de la región, el intendente de Trevelin, Juan Garitano, destacó “la necesidad de involucrar algunos organismos como la Secretaría de Ambiente de la Nación, que ha participado en una reunión en Bariloche y, seguramente, en las próximas estrategias de trabajo estará presente; la Cancillería también es invitada porque en este caso se trata de un fenómeno de carácter internacional, no es nativa de nuestro ambiente, ha sido importada.

La intención – explicó Garitano – es que este fenómeno no tenga una evolución hacia otros ambientes, que podamos proteger los ambientes que no están contaminados y que no nos traiga perjuicios que después tengamos que lamentar. Estamos previendo desde ahora, con un tiempo importante de trabajo en toda la temporada invernal, como para que en la próxima temporada de pesca tengamos toda la batería de decisiones tomadas como para poder seguir trabajando en el proceso de prevención de contaminación de este fenómeno”.

ÁREAS INFECTADAS

En toda la zona de aguas continentales del Chubut se han realizado relevamientos a efectos de determinar la presencia del alga y elaborar las posibles medidas de control para evitar su dispersión. El intendente del Parque Nacional Los Alerces, Arturo Costa Alvarez, alertó que “los muestreos han arrojado puntos de infección (con el alga Didymo) en el cauce del Río Rivadavia y esto nos lleva a hacer un replanteo en el sistema de protección. Hasta el momento veníamos trabajando con barreras de desinfección en las 3 portadas que tiene el Parque (Los Alerces), por lo que hay que replantear la estrategia para la temporada que viene”. La tareas de prevención incluyen un plan estratégico en conjunto con Chile, ya que gran parte de las cuencas chubutenses son binacionales. “Chile tiene 42 ríos infectados”, especificó el biólogo Gabriel Bauer, representante de la Dirección de Pesca Continental del Chubut, quien aclaró que “si bien el número parece grande, a nivel de cuencas no es tan grande, son pocas cuencas. Chile tiene un desarrollo de ríos mucho más importante que el nuestro y son todos ríos muy cercanos a los principales focos de infección. Nosotros trabajamos con Chile para compartir datos, compartir experiencias de los planes de manejo, y de eso resulta una nueva estrategia que puede resultar un poco más abarcativa”.

DIDYMO: SUS CARACTERÍSTICAS

El alga Didymosphenia Geminata es un organismo unicelular invasor originario del Hemisferio Norte, de ríos y lagos fríos de Europa, Asia y América del Norte. Por su capacidad invasora, rápidamente se está expandiendo a escala mundial y en los últimos años se ha registrado su aparición en Nueva Zelanda, Asia y América del Sur. Se instala en los ríos y arroyos de aguas transparentes, frías, oxigenadas y flujo tranquilo, donde es capaz de producir densas floraciones algales que cubren hasta el 100% del fondo. Su presencia genera alteraciones fisicoquímicas y biológicas, provocando fuertes declinaciones de la fauna y de la flora de lagos y ríos, en particular de las poblaciones de invertebrados, lo que implica un riesgo para la vida de los peces.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *