TOURIÑÁN CRITICÓ A MIQUELARENA POR CERRAR LA CAUSA DE ESPIONAJE EN ESQUEL

Javier Touriñán 2El jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Javier Touriñán, criticó duramente al Procurador Jorge Miquelarena, quien dio por cerrada la causa de espionaje a vecinos de Esquel, y que además intentó vincular al espía con funcionarios de la anterior gestión de gobierno provincial. “La corporación judicial funciona y se abroquela en defensa de sus integrantes”, dijo Touriñán. 

El diputado provincial dijo que “es llamativo” el planteo de Miquelarena de intentar vincular al espía de vecinos de Esquel con funcionarios de la gestión anterior, ya que se trata de “un hecho de inteligencia donde ha habido un espía que ingresó en las oficinas de la fiscalía y ha tenido acceso a una computadora del Ministerio Público Fiscal, que estaba en resguardo de los fiscales Fernando Rivarola y María Bottini. No cualquiera entra a una oficina y se mete en una computadora”, dijo.
Touriñán dijo que la fiscalía de Esquel tenía pleno conocimiento de las actividades de espionaje sobre vecinos, y recordó “el caso más notorio fue el de la toma de tierras de la estancia Leleque, donde se ubica a Jones Hualace, tema que Miquelarena conoce porque estaba presente conmigo, cuando le presentaron una carpeta los fiscales involucrados, y en la carpeta aparece una foto de Jones Hualace que había sido aportado por esta persona, claramente había pleno conocimiento del hecho que estaba teniendo lugar”.
“No hay nada que certifique los dichos de Miquelarena que diga que hay vínculos entre esta persona y el anterior gobierno”, expresó el diputado provincial y lo atribuyó a “la corporación judicial que funciona y que se amparan entre ellos, porque el único vínculo que aparece con funcionarios son los mismos fiscales que defiende Miquelarena, y eso marca que la corporación judicial existe y se abroquela en defensa de sus integrantes”.
Touriñán también opinó que “es una vergüenza que la causa quede cerrada, y que desde la subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia no se haga nada, porque hablamos de investigaciones sobre personas que están prohibidas por los pactos de derechos humanos y ahora quedan en la nada, como si nada hubiese pasado”.