Casación resolverá dentro de los próximos 10 días si ratifica la sentencia del cura Grassi

A dos años del inicio del juicio que condenó al cura católico Julio César Grassi a 15 años de prisión, la Cámara de Casación resolverá a más tardar en diez días si ratifica esa pena o lo absuelve.
“Si los jueces de la Cámara de Casación de La Plata resuelven ratificar la condena ordenada por el Tribunal Oral Criminal Nro. 1 (TOC 1) de Morón a 15 años, Grassi debería ahora sí ir a prisión”, dijo a Télam Alejandro Varela, fiscal del juicio oral que comenzó el 19 de agosto del 2008 y terminó hace menos de un año.
El TOC 1 de Morón, que enjuició al sacerdote católico en junio del 2009, lo halló culpable de abuso sexual agravado en 2 de los 17 hechos que se le adjudicaron y lo condenó a 15 años de prisión, pero lo eximió de la cárcel hasta la sentencia firme.
Para el fiscal Varela, Casación deberá resolver a lo sumo “en diez días más si ratifica la condena, si la aumenta -según el recurso presentado por esta fiscalía y la querella- o si lo absuelve”, tal como lo solicitó la defensa en su recurso de apelación.
Sergio Piris, abogado de Gabriel, el único de los jóvenes sobre quien el TOC 1 consideró probados los abusos, dijo que “espera que la sentencia salga esta semana” y que “la prisión de Grassi sea efectiva”.
Por su parte, el abogado defensor, Daniel Cavo, sostuvo que “espera una revocación de la sentencia”.
Según Cavo, “el sacerdote vive en las mismas condiciones desde 2002, bajo una medida alternativa a la prisión preventiva, con ciertas limitaciones impuestas por la justicia y otras impuestas por la provincia de Buenos Aires”.
El abogado señaló que “teniendo permiso por la justicia para entrar a la Fundación acompañado de una persona, todo este tiempo mi cliente ha cumplido con esa restricción”.
Tras el juicio oral, la fiscalía pidió una condena de 30 años, los querellantes entre 25 y 37 y la defensa, la absolución.
Según estos pedidos, y ante la sentencia de 15 años dispuesta por el TOC 1, cada una de las partes ratificó el pedido de pena solicitado y los tres querellantes reclamaron el cumplimiento efectivo de la condena.
El 15 de julio pasado se realizó la última audiencia ante la Sala II del Tribunal de Casación bonaerense.
En esa oportunidad, Nora Shulman, titular del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (CASACIDN) manifestó su esperanza de que el Tribunal “haga una valoración adecuada”.
Shulman dijo que espera de los jueces de segunda instancia “incluyan las pruebas que se presentaron de Luis y Ezequiel -los otros menores denunciantes-. Espero que la sentencia de 15 años no sólo quede firme sino que se amplíe”.
“Grassi tiene que estar preso y el Tribunal debe impedir su ingreso a la fundación Felices los Niños. Si él no va es porque no quiere, no porque legalmente esté impedido”, señaló Schulman.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *