EL MINISTERIO DE AMBIENTE COLABORA CON TRABAJO DE RECUPERACIÓN Y DONACIÓN DE COMPUTADORAS

En el marco de un trabajo de recuperación y donación de computadoras que lleva adelante en Comodoro Rivadavia la ONG denominada “Proyecto Puente”, personal del Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable del Chubut colaboró en el traslado de equipos informáticos que luego serán entregados a diferentes organizaciones locales y del interior de la provincia.
Al respecto el subsecretario de Gestión, Ariel Gamboa, dijo que “dado el trabajo silencioso y en continuo crecimiento de los integrantes del Proyecto Puente, con la reparación y reciclado de computadoras previo a su donación, acercamos nuestra colaboración para el traslado de equipos a reparar coordinando en conjunto el acopio de material de la denominada `Basura Electrónica´, para su posterior disposición final en un lugar adecuado”.
Con el apoyo para el traslado de computadoras, el Ministerio de Ambiente prevé que a futuro, y tal como lo viene haciendo la propia ONG, algunos equipos reparados se destinen a sitios tales como el barrio Stella Maris, Cushamen o la provincia de Corrientes donando no sólo el equipo sino además ofreciendo el servicio técnico y las instalaciones de aulas en red.
EL PROYECTO PUENTE
El “Proyecto Puente” es una organización dedicada a la recuperación de equipos informáticos para donar a personas de bajos recursos e instituciones. Sus fundadores son Marcelo Lorenc, ingeniero electrónico especialista en automatización y desarrollador, Fabián Svoboda, especialista en sistemas y tecnología Windows Mobile y Marcelo Dos Santos, desarrollador y especialista en sistemas.
Sus integrantes son Santiago Miguelez, Marcia Jara, Barbieri Almicar, Majo Reartes, David Lazezqui, Agustín Ezequiel, Julio Barrientos, Andrés Rasgido, Leonardo Villanes y Arian Arias, entre otros, a los que se suma el aporte y colaboración de instituciones y empresas de la ciudad petrolera que colaboran con su actividad.
La institución recibe los equipos informáticos en desuso a través de un centro de acopio establecido o retirando el equipo en el domicilio del donante.
Una vez recibido el equipo, se revisa dejando lo que funcione para la etapa de reparación. Lo que no tiene posibilidad de uso, se acopia para formar parte de desecho tecnológico para pasar a la etapa de acondicionamiento. En esta etapa se procede la limpieza, reparación y configuración de los equipos, dejándolos listos para su posterior donación a personas físicas, instituciones educativas u organismos eclesiásticos, entre otros.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.