HISTÓRICAS CIRUGÍAS PARA LA PATAGONIA

Por primera vez en toda la Patagonia se realizaron días atrás en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, dependiente de la Secretaría de Salud del Chubut, dos cirugías por vía laparoscópica, un método que brinda innumerables beneficios tanto para los pacientes como para el sistema sanitario provincial. Así lo indicó el director del nosocomio, Sergio Jaime, destacando que las históricas intervenciones quirúrgicas se pudieron realizar gracias a la calidad de las instalaciones, la tecnología y los profesionales con que cuenta la institución.

Al respecto, Jaime señaló que “las cirugías por vía laparoscópica fueron una esplenectomía y una intervención de un cáncer de colón”, resaltando que “para poder hacer estas cirugías se necesitan dos cosas fundamentales: por un lado, el equipo y la tecnología, con la cual contamos en este hospital actualmente”, lo mismo que “las instalaciones acorde”, y “por otro lado, destreza técnica de profesionales que se estuvieron capacitando para realizar cirugías de este tipo, que es la primera vez que se realizan en la Patagonia”.

INNUMERABLES BENEFICIOS

Asimismo, el director del hospital manifestó que “más allá de la complejidad de la cirugía en si, lo que también hay que tener en cuenta es que hacerlo por este abordaje, por vía de la laparoscópica, brinda innumerables beneficios para el paciente y para el hospital”, ya que “esta tecnología trae menores complicaciones para los pacientes, menores días de internación” y en algunos casos la intervención “es más rápida”.

“Esto es realmente la base de la ciencia”, pues los avances en la materia “se aplican directamente a la persona”, expresó, añadiendo que “nos llena de orgullo que el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia sea el primer hospital de la Patagonia que lo realiza”.

PROFESIONALES PARADIGMÁTICOS

Por otra parte, Jaime destacó que “el grupo de profesionales del Servicio de Cirugía” del nosocomio comodorense “es un grupo paradigmático”, y precisó que “el doctor Klingler y el doctor Pettinari fueron quienes estuvieron a la cabeza de esto, junto con el doctor Roberto Díaz y el resto de los profesionales del equipo de cirugía, que brindaron su colaboración”.

En tanto, el director del hospital indicó que las personas operadas “son del área de influencia de Comodoro Rivadavia, son pacientes que habían estado siendo tratados previamente por médicos del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia y necesitaban una intervención quirúrgica”.

LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN

Por su parte, el cirujano del nosocomio comodorense que participó de las históricas intervenciones quirúrgicas, Enrique Klingler, destacó que estas cirugías se pudieron realizar “gracias a que en el Hospital Regional técnicamente tenemos los mejores equipos que existen en la Patagonia” y por “la posibilidad que nos da el hospital de ir a formarnos a otros lugares para poder hacer este tipo de intervenciones”, añadió.

“Esto no salió de la nada, sino que hace años que nos venimos formando en diferentes lugares del país y en el exterior para hacerlo”, indicó Klingler, subrayando que en la institución “hay un equipo atrás que apoya todo esto, sobre todo un jefe de cirugías terrible como el doctor Pettinari que estimula el crecimiento de todos los cirujanos jóvenes que tiene el servicio”.

COSTO-BENEFICIO BÁRBARO

Además, el especialista precisó que una de las operaciones fue a “un paciente con cáncer de recto, en el colón istal”, a quien “se le practicó una cirugía en forma laparoscópica”, destacando que “esa cirugía anteriormente requería abrir la panza” del paciente y tenía “un período muy largo” de recuperación, ya que “el paciente estaba 15 días internado, con dolor, y se reincorporaba al trabajo después del mes”, mientras que “de esta forma el paciente está internado 5 días y a los 10 días está trabajando; más allá de la parte estética, pues como se hace todo por laparoscopía no tiene ninguna incisión en la panza”.

“La otra cirugía fue una esplenectomía, también en forma laparoscópica”, indicó Klingler, explicando que “esplenectomía es cuando se saca el vaso” y que hace unos años esta cirugía “se hacía en forma convencional” y requería “una incisión grande en el abdomen, el paciente estaba internado una semana por lo menos, después tenía un mes de recuperación sin poder trabajar” y le quedaba “una cicatriz grande en la panza”.

Sin embargo, gracias a la nueva modalidad implementada el paciente “está internado 24 horas” y no tiene “cicatrices en la panza, solo una cicatriz chiquita en el ombligo, y está trabajando a la semana”, por lo que “el costo-beneficio de la cirugía en lo que es dolor y la parte estética es bárbaro”, resaltó.

UN PATAGÓNICO MÁS

Por último, Klingler comentó que “soy de la provincia de Santa Fe” y “estudié en Córdoba, y ni bien termine la Universidad a los 24 años me vine para Comodoro Rivadavia a hacer la residencia en el Servicio de Cirugía del Hospital Regional”, donde “me quede como médico de planta ya hace 17 años”, por lo que “ya soy un patagónico más”.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.