DAS NEVES y SOLÁ SE MOSTRARON JUNTOS Y AFIRMARON QUE «EL PRÓXIMO PRESIDENTE SERÁ PERONISTA»

Ambos repudiaron el enfrentamiento sindical que terminó con la vida de Mariano Ferreyra y Das Neves recordó que, días atrás en Chubut, sindicalistas de la UOCRA atacaron a pedradas su vehículo: «En aquel momento dije que este tipo de agresiones no iba a parar hasta que, lamentablemente, hubiera un muerto».

Los precandidatos presidenciales del Peronismo Federal, Mario Das Neves y Felipe Solá, afirmaron que «el próximo presidente será peronista» porque «hay un hartazgo con el kirchnerismo», cuestionaron al Gobierno por la muerte de Mariano Ferreyra, ratificaron que se tendría que pagar el 82% móvil a los jubilados y advirtieron que el proyecto de ley de Presupuesto 2011 «está subvaluado porque el Gobierno quiere seguir manejando discrecionalmente los recursos».

Das Neves y Solá compartieron el jueves, en el distrito bonaerense de La Matanza, una cena con 300 empresarios, acompañados por el diputado provincial Juan Carlos Piriz, el concejal Fernando Asencio, y el ex legislador y presidente de la Asociación Empresarios Pymes, Juan Forlán, y esta tarde visitaron junto a la diputada nacional Lorena Rossi la ciudad rionegrina de Bariloche, donde se reunieron con empresarios del transporte, miembros de la Cámara de Turismo y Comercio, y de la Fundación Patagónica Ciencia y Tecnología, dirigentes sindicales del rubro gastronómico y de partidos vecinalistas, y esta noche encabezarán un acto en el Salón Las Quintas.

En una conferencia de prensa que brindaron en la ciudad de Bariloche, Das Neves sostuvo que «lo novedoso es que dos candidatos que compiten por el mismo partido estemos caminando juntos, pero eso es lo bueno, porque se trata de una construcción colectiva para reflexionar sobre la realidad, mostrar lo que queremos y pretendemos hacer. Vemos un escenario distinto el año que viene, y el peronismo va a ganar las elecciones».
Solá coincidió con Das Neves y dijo que «el próximo presidente será peronista» y remarcó que «hay hartazgo y mucha bronca contenida en la gente con un Gobierno que se pelea con todo el mundo en nombre de la transformación, pero la realidad es que no transforman nada». Y agregó: «Este Gobierno no es transformador, sino Mariano Ferreyra no estaría muerto» .

Afirmó en ese sentido que la muerte del joven militante del Partido Obrero «se produjo porque hay dos Argentinas, una es la que está bajo convenio en materia de trabajadores, y otra es la de los trabajadores absolutamente precarizados, que son cada vez más. El Gobierno no puede quedarse con los que están bien, hacer política con ellos y llenar la cancha de River, y olvidarse de todos los demás, porque, al hacerlo, indirectamente tiene que responsabilizarse también de que haya ocurrido este hecho». Agregó que «adicionalmente, tendrá que investigar el accionar de patotas, si fueron de la Unión Ferroviaria como parece, y el accionar pasivo de la Policía para saber si fue zona liberada, como también parece».

Por su parte, Das Neves calificó como «una barbaridad» el mensaje de la Presidenta «en el que apuntó al Partido Obrero al insinuar que le quisieron tirar un muerto» al Gobierno y recordó que, días atrás en Chubut, sindicalistas de la UOCRA atacaron a pedradas su vehículo: «En aquel momento dije que este tipo de agresiones no iba a parar hasta que, lamentablemente, hubiera un muerto».

Los precandidatos presidenciales del Peronismo Federal también cuestionaron el manejo de los recursos que hace la administración kirchnerista. Das Neves dijo que «hay un manejo perverso y delincuencial de los fondos» y anunció que presentará una denuncia penal contra el gobierno de Cristina Kirchner por el Bono Chubut: «Nos secuestraron 28 millones de dólares», expresó.

Solá planteó que «hay que cambiar la política de centralización y extorsión con la caja» porque «ese es el elemento central de la violencia de hecho y el desprecio absoluto por el que piense distinto» y advirtió que «el próximo tiene que ser un gobierno de unidad nacional porque sino el presidente no será sólido».

Ambos coincidieron en que «hay recursos para pagar el 82% móvil a los jubilados, y podría haber muchos más si el Gobierno se ocupara de blanquear al 40% de los trabajadores que están en negro». Además, afirmaron que el proyecto de ley de Presupuesto 2011 «está subvaluado» porque el objetivo del Gobierno es seguir usando discrecionalmente los recursos.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.